Download 2666 (Narrativas Hispanicas) by Roberto Bolano PDF

By Roberto Bolano

A cuatro profesores de literatura, Pelletier, Morini, Espinoza y Norton, los une su fascinacion por l. a. obra de Beno von Archimboldi, un enigmatico escritor aleman cuyo prestigio crece en todo el mundo. l. a. complicidad se vuelve vodevil intelectual y desemboca en un peregrinaje a Santa Teresa (trasunto de Ciudad Juarez), donde hay quien cube que Archimboldi ha sido visto. Ya alli, Pelletier y Espinoza se enteran de que los angeles ciudad es desde anos atras escenario de una larga cadena de crimenes: en los vertederos aparecen cadaveres de mujeres con senales de haber sido violadas y torturadas. Es el primer asomo de los angeles novela a sus procelosos caudales, repletos de personajes memorables cuyas historias, a caballo entre los angeles risa y el horror, abarcan dos continentes e incluyen un vertiginoso traveling por l. a. historia europea del siglo XX. 2666 confirma el veredicto de Susan Sontag: ?«el mas influyente y admirado novelista en lengua espanola de su generacion. Su muerte, a los cincuenta anos, es una gran perdida para l. a. literatura?». l. a. publicacion de 2666 en l. a. coleccion ?«Compactos?», encuadernado en tapa dura para facilitar su manejabilidad, es un acontecimiento excepcional. ?«Una gran novela de novelas, sin duda l. a. mejor de su produccion, tan prematuramente interrumpida?» (Ana Maria Moix, El Pais); ?«Lo que aqui se persigue y se alcanza es los angeles novela overall, que ubica al autor de 2666 en el mismo equipo que Cervantes, Sterne, Melville, Proust, Musil y Pynchon?» (Rodrigo Fresan, Que Leer).

Show description

Read or Download 2666 (Narrativas Hispanicas) PDF

Best literatura y ficcion books

Los idus de Marzo/ The Ides of March

«¡Guárdate de los idus de marzo! » Esta fue l. a. célebre advertencia que hizo un adivino a Julio César, infausto presagio de lo que iba a suceder. El complot ya estaba urdido y los conspiradores decididos a dar el golpe deadly. Tampoco las palabras de aviso del adivino fueron las únicas que escuchó César en los días previos al asesinato, pero period tan grande su confianza que las rechazó.

La caída de los gigantes (Vintage Espanol)

"ESTA ES los angeles HISTORIA DE MIS ABUELOS Y DE LOS VUESTROS, DE NUESTROS PADRES Y DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS. DE ALGUNA FORMA ES los angeles HISTORIA DE TODOS NOSOTROS". --KEN FOLLETTTras el éxito de Los pilares de l. a. Tierra y Un mundo sin fin, Ken Follett presenta esta gran novela épica que narra los angeles historia de cinco familias durante los años turbulentos de l. a. Primera Guerra Mundial, l. a. Revolución Rusa y los angeles lucha de hombres y mujeres por sus derechos.

Amuleto

L. a. voz arrebatada de Auxilio Lacouture narra, e indaga, un crimen atroz y lejano, que solo se desvelará en las últimas páginas de una novela en l. a. que, por otra parte, no escasean los crímenes cotidianos y los crímenes de l. a. formación del gusto artístico. Ella es uruguaya de mediana edad, alta y flaca, y se oculta en los lavabos de mujeres de los angeles Facultad de Filosofía y Letras durante l. a. toma de los angeles universidad por los angeles policía, en México, en septiembre de 1968.

Léxico y argumentación en el discurso público actual

Este volumen reúne trabajos sobre distintos discursos públicos, políticos y periodísticos, que abordan cuestiones en torno al léxico empleado en los medios, en las instituciones y en los movimientos ciudadanos. Se estudia el valor argumentativo del léxico mediante los angeles atención a temas y fenómenos lingüísticos concretos en géneros diversos.

Extra info for 2666 (Narrativas Hispanicas)

Example text

Le pareció que Norton estaba feliz y se alegró. La noche del sábado al domingo hicieron el amor durante tres horas, al cabo de las cuales Norton, en vez de ponerse a hablar como en la ocasión anterior, dijo que estaba agotada y se puso a dormir. Al día siguiente, después de ducharse, volvieron a hacer el amor y partieron a El Escorial. Durante el trayecto de vuelta Espinoza le preguntó si había visto a Pelletier. Norton dijo que sí, que Jean-Claude había estado en Londres. –¿Cómo está? –dijo Espinoza.

Se sienta aquí, en el sofá, a mi lado, y uno de ustedes saca un dibujo sin firmar y nos asegura que es de Grosz y que desea venderlo. Yo miro el dibujo y sonrío y luego saco mi chequera y lo compro. El crítico de arte mira el dibujo y no se deprime e intenta hacerme reconsiderar. Para él no es un dibujo de Grosz. Para mí es un dibujo de Grosz. ¿Quién de los dos tiene razón? »O planteemos la historia de otra manera. Usted –dijo la señora Bubis señalando a Espinoza– saca un dibujo sin firmar y dice que es de Grosz e intenta venderlo.

De más está decir que la certeza de verla aparecer por su casa al día siguiente puso a Espinoza en un estado de excitación creciente y de rampante inseguridad. Pasaron, sin embargo, un domingo magnífico (Espinoza se desvivió para que así fuera) y por la noche se acostaron juntos mientras trataban de oír los ruidos de los tambores vecinos, sin suerte, como si la banda africana justo ese día hubiera partido de gira por otras ciudades españolas. Tantas eran las preguntas que Espinoza hubiera deseado hacerle que a la hora de la verdad no le hizo ninguna.

Download PDF sample

Rated 4.58 of 5 – based on 40 votes