Download 50 ASESINOS SERIALES. Sanguinarios protagonistas de las by Gary Lequipe PDF

By Gary Lequipe

Los asesinos en serie no se parecen a los que conocemos a través del cine ni de los textos literarios. No son genios del crimen, sino seres atormentados, con trastornos mentales y un narcisismo exacerbado. Descubre los patrones de conducta y las historias de los criminales más terribles.

Show description

Read or Download 50 ASESINOS SERIALES. Sanguinarios protagonistas de las historias más escalofríantes PDF

Similar spanish books

The Plays of Juan Ruiz de Alarcón

The performs of Ruiz de Alarc? n, an important dramatist within the Spanish Golden Age, express in lots of in their plots a preoccupation with deception, which Whicker believes displays Alarc? n's primary quandary approximately truth-telling in literature. His research of Alarc? n's comedias stresses the seriousness and ethical orthodoxy of the playwright and his difficulty with how simulation and dissimulation might be considered either certainly and negatively in theatre in addition to in existence.

Profiling Discourse Participants: Forms and Functions in Spanish Conversation and Debates

The development of discourse is a not easy box the place many discourse buildings and interactional results stay poorly understood. This research presents a scientific reason behind the way discourse individuals (speaker and hearer) are construed in Spanish via a corpus-driven research of casual dialog, TV-debates and parliamentary debates.

Extra info for 50 ASESINOS SERIALES. Sanguinarios protagonistas de las historias más escalofríantes

Example text

Con esta excusa les inyectaba cianuro. Una vez muertos, se adueñaba de sus posesiones. Petiot sumergía los cuerpos en cal viva o los incineraba. La Gestapo lo descubrió en abril de 1943. Bajo tortura, sus cómplices confesaron que el Doctor Eugene era Marcel Petiot, quien fue detenido y torturado. Tras escapar, se refugió en Yonne. En 1944, la policía acudió a casa del doctor Petiot, alertada por una grasienta humareda negra y un hedor insoportable que salía de la chimenea de su casa. Petiot les explicó con orgullo que aquellos eran restos de colaboradores nazis que habían sido asesinados por la Resistencia francesa y confiados a él para que se deshiciese de ellos.

En general eligen víctimas que generan bajo riesgo (prostitutas, vagabundos, gente haciendo autostop). Utilizan su propio vehículo, ya sea para dirigirse al lugar del delito o para deshacerse del cadáver. No son demasiado sangrientos a la hora de asesinar y tienen el material necesario para generar el ataque. De hecho, Ressler habla de que llevan un “kit de violación”. Según sus propias palabras: “Eligen a personas desconocidas y las apresan con mucho criterio. Buscan a alguien que encaje con el tipo de víctima que tienen en mente en cuanto a edad, aspecto, profesión y estilo de vida.

Dejarán de matar solamente si se los captura, si se enferman o si mueren. •La pulsión asesina no es genética. Nadie nace siendo un asesino en serie. El período fundamental en la formación de la mente es el de los primeros seis años de vida. En ese período se plasma la esencia de la personalidad, se concibe el modo de relacionarse con los demás, la forma de distinguir el bien y el mal y de poner límites a los deseos. •Una buena parte de los asesinos en serie se ha criado en una familia disfuncional, donde los padres maltratan a sus hijos, o son fríos e indiferentes con ellos, o falta alguno de los progenitores.

Download PDF sample

Rated 4.43 of 5 – based on 29 votes